Publicado: 8 de Abril de 2015

El Taijiquan es tal vez el arte marcial chino más popularizado a nivel mundial. No sólo ha evolucionado como arte marcial, sino que hay líneas modernas o contemporáneas que sólo lo entienden a nivel terapéutico o como "gimnasia suave para la salud" sobretodo orientado a la gente mayor. En todo caso, hoy en día es difícil encontrar a alguien que no tenga alguna idea al respecto, pero si lo es encontrar a alguien que realmente haya estudiado la esencia del arte con un maestro cualificado y que pueda ir un poco más allá de la simple superficie.


A rasgos generales, el Taijiquan es un arte marcial que busca mover las diferentes partes del cuerpo (8 en total) de forma circular, como se mueven los astros en el universo. Suave (para obtener Fang Song o fuerza relajada, fuerte a nivel de hueso y suave o relajado a nivel muscular) y lentamente, se realizan las diferentes rutinas de movimientos con el objetivo de conectar con el flujo de las fuerzas naturales que nos rodean (Yin-Yang, 5 elementos y 8 direcciones, o también conocidos como 9 Palacios, y los tres tesoros). De esta forma se une el movimiento del cuerpo con el del universo, pudiendo atribuir fácilmente analogías entre ambos.


En las formas se puede encontrar pues toda una serie de movimientos que requieren que el cuerpo imite la forma, el movimiento o la energía natural que de por sí realizan los elementos: Agua, Fuego, Madera, Metal, Tierra, y las fuerzas naturales: Cielo, Montaña y Viento (sin olvidar que a cada una de estas realidades se le asocia un animal, por lo tanto podemos decir también que se necesita mover como la serpiente, el gavilán, el dragón, el mono, el león, el tigre, el caballo y el rocho –ave mitológica china-). A la vez también tienen en cuenta el flujo energético del planeta y sus direcciones (Feng Shui del Kungfu). 

(Artículo extraído de la web Centre Sanchai Bono. Autor: Jose Enrique Bono)
http://taichisantgervasi.blogspot.com.es/2015/03/13-principios-yang-taichi-chuan.html